01 julio 2006

DR. HOUSE CAPÍTULO 2: LOBEZNO (PARTE 2)



House terminó de escribir los síntomas de su paciente en la pizarra, como hacía siempre y se dirigió a sus tres residentes:

- Bueno, niños y niña, no se asusten, ni hemos perdido a Boo, ni Mike se ha peleado con Sully. Este es el doctor Hank MacCoy, y tal vez nos ayude con este bonito caso. Al fin y al cabo, también es mutante… Aagh, qué miedo.
- Ser mutante no es algo…—intentó intervenir Chase.
- Disculpa, para apuntarse al club de Yo amo a los mutantes hemos abierto un horario un poco más tarde. Ahora, nuestro paciente: Paciente de edad indefinida, inmune a todo, con poder de curación absoluta que presenta cuadro de tipo meníngeo con analítica aparentemente normal. ¿Qué ha dado la punción lumbar?
- ¿Bromeas? Tiene el esqueleto forrado de adamantium—apuntó la Dra. Cameron.
- ¿Y desde cuándo para hacer una punción lumbar pinchamos en hueso?
- Bueno, pensé que los discos intervertebrales también…
- ¿Ve, doctor MacCoy? Lo que le comentaba antes: los pacientes mienten, y los residentes piensan. ¿Adónde vamos a llegar? Anda, vamos.
Entraron en la habitación. Comenzaba a faltar espacio, así que Kitty y Coloso, salieron fuera. House cogió una jeringa y una aguja, mientras Hank le explicaba a Logan lo que le iban a hacer. Esperó a que limpiaran la zona de punción.
- Normalmente le diría que esto va a dolerle, pero usted es un super héroe, ¿no? Está acostumbrado al dolor…


De vuelta al despacho, el Dr. Wilson se incorporó a la reunión. Además de un gran oncólogo, era el único que sabía pararle los pies a su amigo House.
- La punción lumbar ha dado negativa—sentenció Foreman.
- Vaya, una meningitis sin signos de meningitis salvo por los síntomas…—el doctor House cogió todas las analíticas del paciente.
- Tal vez se trate de una reacción al adamantium—sugirió Cameron.
- Habría signos inflamatorios y le dolería—descartó Chase.
- Bueno, viendo que no se trata de un cáncer, mejor os dejo trabajar…—dijo Wilson levantándose.
House levantó la cabeza y volvió a mirar las analíticas. Se levantó sin decir nada y salió lo más deprisa que le permitía su cojera del despacho.
- ¿Qué he dicho?—Wilson estaba tan extrañado como los demás.
Todos siguieron al extraño médico en su trayecto por los pasillos. Se montaron en el ascensor y ante el intento de decir algo de Cameron, Greg House se llevó el dedo índice a su boca, invitándole a no preguntar. Cuando salió del ascensor se dirigió directamente al laboratorio. El personal de allí comenzaba a acostumbrarse a las violentas irrupciones del médico estrella del hospital, por lo que no se extrañaron cuando buscó hasta encontrar la muestra de líquido cefalorraquídeo de Lobezno y se sentó ante un microscopio. Tras un rápido vistazo levantó la cabeza sonriente:
- Eureka.

Aunque no solía hacerlo personalmente, House acompañó al grupo a la habitación del paciente para explicarle qué le pasaba. De algún modo, ese tipo pequeño y cascarrabias le resultaba simpático.
- Parece que la pelea con Don me-resisto-a-morir sí que hizo algo en su organismo—comenzó a explicar—. De algún modo, exageró su poder curativo y exageró su mecanismo de defensa natural. Su cuerpo comenzó a crear linfocitos T en una cantidad exagerada. En los linfomas de células T en el adulto, vemos cómo esos linfocitos T afectan frecuentemente a la médula y pueden verse en el líquido cefalorraquídeo. Eso puede producir los vómitos que tuvo.
- Entonces, ¿tengo cáncer?—preguntó Logan sin aparentar preocupación.
- No exactamente. El linfoma de células T se caracteriza por una alteración en el núcleo de los linfocitos, pero en su caso lo único que se aprecia es la proliferación celular. Para lo demás, sí ha funcionado su poder.
- ¡¡Atchis!!
El resto de la Patrulla-X miró asombrado a Logan. Nunca le habían visto estornudar.
- Eso es normal. El tratamiento consiste en una inmunodepresión para volver a los niveles habituales de linfocitos, por lo que, durante unos días, su poder curativo se verá ligeramente afectado.
- Bueno, pero ¿puedo irme ya a tomar una cerveza?
- No, todavía me quedan veinte minutos para salir—contestó House—y le apuesto lo que quiera a que en sus condiciones actuales, le tumbo.
- Ja, eso habrá que verlo, lisiado.
- Hey, ha herido mi sensibilidad con ese comentario. ¡Debería pensar lo que dice antes de hablar! - Creo que voy a dejar de ser su mejor amigo—soltó entre dientes el doctor Wilson.

4 comentarios:

X-art dijo...

Biiieeeeeeennnn!!!!!
A por el siguiente capituloooooo!!!!!!!!!!!!

El Tete dijo...

Genial, chicos. Cada vez me río más con este programa.

¿En serio los de Fox no han pensado en rodarlo ?XD

UltimateY dijo...

mmmmmm,podemos sugerir pacientes?
m encantaria ke house se encontrara con superman o con la cosa

Talphin dijo...

Pues los dos próximos ya están confirmados, pero por supuesto que se aceptan sugerencias... ¡todas las que queráis!

P.D.: Los dos próximos no son ni Superman ni la Cosa, se siente.