29 enero 2007

¡ELIGE TU PROPIA AVENTURA! CAPÍTULO 20: PRIMERA… ¿Y ÚLTIMA SANGRE?

Power Girl no podía creerse que desde que comenzó esta pesadilla de aventura, se había quedado desnuda ya tres veces. Pero si las anteriores veces había sido acogido con gran entusiasmo, ahora se enfrentaba a un público atónito y escandalizado. El mismo público que gritaba: “¡Dale en la cabeza!” o “¡Remátalo!” creía que el que se viera un trozo de la anatomía humana era algo sencillamente intolerable. El presidente de la WWE, Vince MacMahon, volvía así a salir al ring, mientras unos tipos con cascos y ropas negras salían a ponerle una bata a la luchadora de Kripton.





MacMahon subió al ring y puso su mejor pose de hombre abatido, ante el desconcierto de Spider-Man y Lobezno, que aún no sabían si les habían hecho ganadores o no.
- Señoras y señores, esta noche hemos sufrido un desgraciado accidente. Esta joven, con su ropa ajustada y ceñida, ha sufrido un problema que ha hecho que niños de todo el mundo se vean escandalizados ante la visión de un desnudo. Esto es sencillamente intolerable. No tengo palabras para mostrar la profunda pena que nos embarga. Les pido, en nombre de la organización que presido y represento, mis más humildes disculpas por ello, y consideramos automáticamente el combate como nulo.
Spidey y Lobezno se lamentaban en su esquina, mientras que Power Girl sonreía victoriosa por el resultado de su artimaña.

- ¡Pero tenemos una guerra pendiente de una victoria! –continuó MacMahon—Y no seré yo el que lo impida, así que la Guerra tendrá que decidirse en el siguiente combate que enfrentaba a John Zombyrne contra Alan “Regadera” Moore… ¡Y digo enfrentaba! –la gente vitoreó—Porque dado el transcurso de la noche, he decidido que para compensar el agravio que acabamos de sufrir todos, el Primera Sangre de esta noche sea… ¡por parejas! ¡Que suban aquí los compañeros de combate de nuestros púgiles!

Unas llamaradas se levantaron a la salida de vestuarios para anunciar la llegada de un tipo alto, de unos dos metros pasados, rapado y con mirada algo perdida. Recordaba de algún modo al Enterrador, que ya había participado en el combate anterior.

- ¡Kane! –se anunció por megafonía—Él será la pareja de John Zombyrne.
El tipo subió al ring y comentó un par de cosas con su compañero de combate, aunque éste parecía más interesado por intentar morderle un brazo. Por suerte, se oyó la música que anunciaba al próximo luchador.

- ¡De Kentucky, con 110 kilos de peso, sin contar su estaca: Jim “Estaca” Duggan”!
La gente se encendió al momento ante la sorpresa, y cuando vio aparecer a un tipo bizco y con cara de no tener demasiadas luces, portando una estaca de un metro de camino al ring. Cuando por fin subió, todos se bajaron del ring, excepto los cuatro luchadores.

“Estaca” Duggan, le arreó un estacazo en plena frente a Kane, sin esperar respuesta. El árbitro había explicado que en un combate así, no existe descalificación, por lo que el luchador puede hacer todo lo que quiera, con tal de que su oponente sangre. En el momento que el árbitro vea sangrar a uno de los oponentes, el combate acaba. Pero la cabeza de Kane era suficientemente dura como para soportar más de un estacazo, y no se le abrió brecha en su calva. “Regadera” Moore contraatacó y le arreó cuatro o cinco regaderazos en la cara a Zombyrne, lo cual provocó que le abriera varias heridas en la piel, pero con lo que no contaban Moore ni Duggan es que el combate acababa cuando uno de los combatientes sangrase… y Zombyrne no tenía sangre en su cuerpo, porque estaba muerto. El árbitro comprobó las heridas y al no ver señal alguna de la sangre, se encogió de brazos e hizo una señal de que el combate podía continuar.
Kane contraatacó cogiendo del cuello a “Estaca” Duggan, y lo lanzó fuera del ring. Bajó de este y sacó de debajo de las lonas una silla metálica. Golpeó con todas sus fuerzas la cabeza de su tarado rival. Sin embargo, la sangre seguía sin dar señales de vida. Por su parte, Zombyrne, se abalanzó contra “Regadera” Moore con la boca abierta, dispuesto a morder y a que la sangre apareciese mientras comía. Le dio un bocado en toda la cabeza, pero cuando masticó, lo único que escupió fue pelo…
En ese momento, un portal interdimensional se abrió en medio del ring y el Dr. Extraño hizo aparición.

- Pero, vamos a ver... ¿cómo es que están luchando estos dos, si ni siquiera sabemos qué bando defiende cada uno? Mirad, ya me he cansado de tanta tontería, vámonos todos de aquí...
Stephen Extraño hizo otro movimiento de manos y todos los superhéroes, junto a Kane y a “Estaca” Duggan aparecieron en una dimensión que, debía ser intermedia, porque no había nada... sólo un blanco infinito. Ellie Bloodstone, de muy malas pulgas, sacó sus escopetas y le plantó un tiro en plena cabeza al Dr. Extraño. Ante la sorpresa de todos, ella no pudo más que decir:
- ¿Qué? Estaba hasta el c*** de que el pavo este ande mareándonos de un sitio para otro...
- Pero... ¿no lo entiendes? –espetó Batman—¡¡¿Cómo piensas ahora escapar de aquí?!!





Create polls and vote for free. dPolls.com

2 comentarios:

Apostrofis dijo...

¡El 100% de los votos coinciden con el mío! :D

Ah, no, que por ahora solo he votado yo...

Pues nada, que los Osos Amorosos al poder.

Hige dijo...

Osos amorosos?
Por mi vale! Siempre y mientras, acaben, con metralletas en las manos y Katanas. En eso soy inflexible o impepinable, según se mire...