29 octubre 2007

ELIGE TU AVENTURA: LOBEZNO, HÉROE PARA TODO (y III)

Esta historia tiene lugar justo después de… ¡qué diablos! Si a estas alturas no sabes detrás de qué va, no pienso molestarme en explicártelo…

- ¡Que es una broma! Mira, ahí está la cámara. –soltó Lobezno.
- ¡¿Que es… qué?!
- Una broma de cámara oculta. Que esto es una joda para videomatch.
Spider-man torció tanto su gesto que se le notó la expresión incluso debajo de la máscara. Lobezno le hacía muecas con un ojo, pero con tan poca habilidad que parecía que estuviera a punto de convulsionar.
- Mira, Lobi, déjalo. Vayámonos a casa, descansemos un rato y luego a la tarde lo hablamos.
- Perfectovengaadiós.
Lobezno desapareció antes de que ninguno de los presentes pudiera decir más nada. Los 4 Fantásticos se llevaron al Super skrull en prácticas y Hulka se volvió a sus asuntos. Spider-man tardó unos minutos en recuperar el norte. Miró a todos lados. Empezó a pensar que lo de la cámara oculta era cierto…

Cuando Spidey llegó a la Torre de los Vengadores tenía una nota en su cama: “Te espero en la Cocina del Infierno. Lobezno. P.D.: Creo que ya lo he dicho alguna vez pero soy el mejor en lo que hago.” Spidey dejó la nota extrañado. ¿Sería una trampa de Lobezno? No era normal que lo hubiera encontrado en todos sus enfrentamientos del día. Tal vez estuviera actuando bajo coacción y… no, Lobezno bajo coacción no. Otro tal vez. La mejor, si no la única manera de comprobar qué tramaba era acudiendo a su cita. Volvió a ponerse la máscara y salió a buscar a su compañero Vengador.

Lobezno esperaba en un descampado donde se había dedicado a matar el tiempo apaleando a unos delincuentes de poca monta.
- Perdona, espero que no te importe que haya estado distrayéndome un rato…
- ¿Qué diablos tramas, Logan? Déjate de rodeos y ve al grano.
- ¿No te extraña que siempre estemos metidos en todos los líos? Los dos, o al menos uno de los dos.
- Hombre, si te dedicas a seguirme…
- ¿En serio? ¿Ya no recuerdas el día de antes de ayer? Estuve ocupado todo el día acudiendo a reuniones con todos los grupos a los que pertenezco… ¡y en todos sitios estabas tú!
- ¡Porque me estabas siguiendo!
- ¿Yo? ¿Que yo te seguí hasta el ataque de Dientes de Sable? Sí, aquel que detuvimos la Patrulla-X y en el que apareciste tú a última hora…
- Bueeeno, está bien. Algunas veces te he seguido…
- ¿Lo ves? Y yo también. Daredevil me pidió que te investigara, que no era normal que pudieras estar en todos sitios a la vez.
- ¡Lo mismo me pidió a mí el Doctor Extraño!—Spiderman casi no pudo terminar la frase.
- ¡Están jugando con nosotros! He estado investigando y se remonta a los tiempos en que me uní a la Patrulla-X. Desde entonces, nuestra creciente popularidad ha impulsado que siempre hubiera alguien que nos animara a estar en más sitios de los que nuestros cuerpos pueden soportar, pero claro, nuestra responsabilidad hacía que…
- Claro, un gran poder conlleva una gran responsabilidad.
- Hey, buena frase, tío—añadió Lobezno—. Como decía, creo que el que siempre estemos en todos sitios es un plan tramado por nuestros propios compañeros superhéroes con algún oscuro motivo.
- Oscuro en absoluto, Lobezno—dijo una voz a sus espaldas—. Todo está más que calculado.
- ¡Daredevil!—dijeron Spidey y Lobi a la vez.
- Efectivamente… es que, no es por nada, pero hay que ser tonto para quedar en la cocina del Infierno. Es como si yo organizo una reunión privada en la mansión de Xavier…
- ¡Oye! –Lobezno se molestó.
- Pero permitidme que os presente a los responsables de este plan… Los illuminati.
De pronto aparecieron el Profesor X, el Dr. Extraño, Mr. Fantástico, Namor, Iron Man y Rayo Negro.
- Pero… --ni Lobezno ni Spider-man pudieron articular palabra.
- Permitidnos que os lo expliquemos: Hemos pedido ayuda a Daredevil porque pensamos que os proporcionaría la confianza suficiente para que no sospechaseis nada, aunque al final no ha sido así—comenzó el Profesor X—. Desde el inicio de los tiempos, los superhéroes han mostrado una extraordinaria resistencia a la muerte. Ahí están los casos de Magneto o Jean Grey que mueren una y otra vez y no tardan en volver de su tumba. Ahí está el caso de Coloso, o de tu tía May, o de tantos otros. Es como si una fuerza superior protegiera a los superhéroes y villanos.
- Lo que Xavier intenta decir—continuó Extraño—, es que cuanto más popular es un superhéroe más difícil es que muera. Cuando formamos el grupo pensamos que si elegíamos a dos superhéroes a los que enviábamos a todos sitios, su popularidad sería creciente. Vosotros dos siempre tuvisteis iniciativa y no os importó estar en todos los sitios a los que “os mandábamos” sin que lo supieseis.
- Tuvimos algunos otros candidatos: Thor, Hulk, el Capi… Pero uno tras otro, todos se dieron cuenta. Pero vosotros… os habéis llevado años picando el anzuelo. Je, je, je… Juaa juaaa juaa.
La risa de Namor se contagió entre sus compañeros, mientras Spidey y Lobezno se miraban con una mezcla de rubor y rabia.
- Pero… ¡gracias a nosotros nos salvamos de la Dinastía de M, o de otros megaeventos similares!—dijo Lobezno.
- Claro, todo preparado. Si hubiéramos puesto a otro podría haber muerto, pero vosotros… nada, siempre ilesos.
- ¡Pero esto es…! ¡Esto es indignante!—dijo Spiderman.
- Nah, no te creas—le tranquilizó Reed Richards—. Si lo miras bien, tenéis un seguro de vida. Tenéis seguridad de que no moriréis nunca… y si morís, en un par de meses como mucho estáis de vuelta entre los vivos.
- Coñe, pues es verdad. Anda, vámonos, Spidey. Menos mal que ya se ha aclarado todo.
- ¿Te vas a ir así sin más? ¿Tú? ¿No estás cabreado ni nada? Pues no lo entiendo, macho…
Lobezno sonrió burlonamente y comenzó a hablar con Spider-man mientras volvían a la Torre de los Vengadores.

Unos días después:
- En serio, Tony, yo creo que en un momento dado, un registro de héroes estaría bien, imagina que pasa algo…
- No sé yo, Peter... ¿tú crees que tendría éxito?
- Buah, ya te digo. Y al que no, mano dura.

En otro lado de la Torre:
- Pues yo te digo una cosa, Capi. Cada día me toca más las narices Tony. ¿No te has dado cuenta de que está todo el día mandando? Se creerá que es el jefe o algo. ¿Qué es lo próximo que va a hacer? ¿Ponernos un chip como a los perros?
- Hombre, yo tampoco lo veo así, Logan, pero…
- Bueno, perdona, es que yo lucho por mis ideas, pero vamos que si tú no…

Íbamos a seguir la historia, pero, primero Marvel y ahora Panini ha plagiado la continuación… ¡Recibirán noticias nuestras!





3 comentarios:

snowy dijo...

Los de Marvel...mira que plagiaros el final, hay que ser mala gente XD

Hal Jordan dijo...

y ni siquiera os darían las gracias!!desde luego!!

(¿para cuándo una historia de Lobo en el mundo de Mi Pequeño Pony?)

Talphin dijo...

Anotada queda para próximas votaciones.
Y no, ni las gracias ni una miserable copia de prensa de esas que dan a algunos medios. :(