06 febrero 2015

ENTREVISTA A BRUNO REDONDO


Os la debíamos, la teníamos preparada desde Expocómic, pero por problemas de agenda no pudo ser. Gracias a una relativa proximidad geográfica y a la amabilidad y disponibilidad del dibujante os traemos por fin la entrevista que pudimos realizar hace unas semanas. Si queréis escucharla, la tenéis disponible en el programa 71 del podcast, Comics desde Star City.

Probablemente no sea necesario, pero os recordamos que Bruno Redondo es dibujante de series como DCUO, Arkham Unhinged, Star Wars: Darth Maul Death Sentence pero sobre todo por el megahit Injustice, God amongst Us. Esto es lo que nos contó:


¿Cómo te iniciaste en el mundo del cómic?
Lo que sí que parece que tenía claro desde crío es que quería dibujar, pero eso antes de darme cuenta de que tenía trabajar para vivir. Luego ya, cuando me di cuenta de que hay que trabajar para vivir y parecía que hay gente que vive de dibujar pues entonces fue cuando empecé a tirar la idea en esa dirección, desde esa insensatez un poco infantil de creer que se puede hacer así de todo… Y a esa insensatez infantil le debo un montón, porque si tuviera que tomar la decisión  ahora, de cero, en frío, a lo mejor no la tomaba, a lo mejor decía “Cuidado, cuidado, sooo”. O sea que más o menos fue viniendo dado… Pero no parecía haber ninguna otra alternativa, no había un plan B.
¿Cómo lector qué gustos tienes? ¿Cuáles son tus preferencias si es que tienes alguna?

Me gustan todo tipo de historias, tanto en cómic como en cine o lo que sea, pero en los cómics tengo que reconocer que al final tiro mucho del género superheróico, es un poco lo que me ha gustado casi siempre. De vez en cuando saco la cabeza de ahí y meto la cabeza en un cómic de Vertigo de los buenos (lo que pasa es que cada vez hay menos de esos) pero vamos, por leer leo de todo, aunque siempre me han gustado mucho los superhéroes. De todos modos al final acabas siguiendo más a autores que personajes, y resulta que  muchos de los mejores autores están haciendo superhéroes. Así que al final acabas también ahí, si vas siguiendo el hilo de los que trabajan bien, como los que mejor pagan son los de los superhéroes, pues acabas en el círculo… 
¿Cuáles son tus artistas favoritos? ¿Quiénes son los que más te han inspirado en tu carrera?
Un montón…  En cada momento unos u otros, porque te paras a aprender de uno en una temporada, o de otro, luego de todos a la vez, pero siempre, a nivel profesional, Carlos Pacheco, Salvador Larroca, Pascual Ferry… A nivel artístico, aparte de los mencionados, Neal Adams ; Alan Davis; cuando era muy joven Joe Madureira, y esa tendencia así amerimanga; Kevin Maguire es una de mis referentes así más importantes; y luego, a partir de cierto punto, de los que empiezo a aprender es de los que tengo a mano, de los que tengo cerca, de los compañeros. Gente como Sergio Sandoval, Alejandro Germánico, Jorge Jiménez, Javi  Fernández… O sea, ahora mismo aprendo mucho de la gente que tengo MUY a mano, con el lujo que tiene el poder ver su trabajo muy de cerca e intercambiar impresiones con ellos. 
¿Cómo viviste tu etapa de profesor en la escuela Joso?
Estuve durante un tiempo en Barcelona de profesor en la escuela Joso y en la escuela Femart. Estuvo muy bien porque, claro, desde aquí criándote en La Mancha, viendo los anuncios en los cómics en la época pre-internet de la escuela Joso, que era como la Meca, ahí en Barcelona y tal, lo que no pensaba es que iba a acabar de profesor. Cuando era un crío lo que quería era estudiar ahí, entonces, cuando llegué a Barcelona lo que me encontré es con que me vi en una clase, dando clase a críos, de Manga, que es lo que menos me pega… Pero bueno, como los principios de narrativa son muy parecidos y yo también había sido muy lector de Manga al principio, pues también podía hacer eso, así que estuve durante un año trabajando allí, y muy a gusto. La verdad es que para mí fue un lujazo, una de esas cosas de “venga, tachado de la lista de cosas guays que hacer”.
Y apuntarlo en el currículum…
Sí, sí…
¿Qué significó para ti Wendal? ¿Te gustaría volver a hacer algo para el mercado patrio o estás completamente a gusto con la situación como la tienes ahora?
A mí me gustaría trabajar para el mercado patrio “si se pudiera”. Que gente como Paco Roca o David Rubín y los pocos que trabajan para el mercado nacional, lo consigan, a mí me parece prácticamente un milagro. Sabemos que en general no se puede trabajar… Cuando hay cuatro excepciones trabajando para el mercado patrio y saliendo adelante, quiere decir que son eso: excepciones, que no hay un mercado, no hay un medio. Y a mí me encantaría escribir mis propias historias en el mercado español, para el mercado español, para la gente con la que me entiendo bien… Si pudiera pagar las facturas con eso, no tengo duda de que lo haría, pero no se puede sin asumir un alto riesgo. Es prácticamente matemático, porque incluso el cómic mejor vendido de Marvel o DC en España, si extrapolas el sueldo que saca el dibujante de eso, no da, así que entonces no se puede. A no ser que una editorial manejase bien las cosas e hiciese coediciones, o vender los derechos a editoriales extranjeras, cosa que yo hasta la fecha no he acabado de ver que se nos de bien. 
Wendal y todo este tipo de cosas… tengo guiones escritos para mí para llevarlos a cabo en algún momento. Supongo que si en algún consiguiese tener un nombre lo suficientemente importante para publicar como guionista con gente como Image o cosas así, podría estar bien. O incluso hacer cómics con derechos de autor propio pero con otros guionistas, con gente como Tom Taylor. Pero eso son otra serie de aventuras que haré en algún momento, que quiero probar, pero no pronto. 
¿Cómo te planteas la página desde el guión hasta su finalización?
Lo primero que hago cuando recibo el guión es  que intento disfrutar un poco de su lectura. Cogerlo, irme a un café o lo que sea y leerlo con calma para asimilarlo. Luego cojo y, sobre el mismo guión, hago una segunda lectura en la que voy haciendo el storyboard, como pequeñas notas, muy cutres, incompresibles para cualquiera que no sea yo, en los mismos márgenes, en los huequecillos entre párrafo y párrafo. Una vez tengo eso claro, busco la documentación que necesite en cuanto a escenarios, personajes, diseño de personajes que no conozca, o lo que sea y empiezo a tirarle, y a intentar sacar una página al día. 
Hablando con autores como Bachs nos hablaba de los problemas que tuvo con el departamento de continuidad. ¿Tú has tenido algún problema con ese departamento?
Lo que pasa es que, hasta la fecha, no he hecho nada para la continuidad oficial de DC. Injustice tiene su propia continuidad, su propio universo con sus propios diseños y su propio rollo… Entonces, claro, hacemos diseños de nuestros propios personajes. La continuidad nuestra  es la propia colección, o sea que si tienes que hacer un diseño de un personaje tienes que tirar solo de tu propia colección. El departamento al que se refiere Bachs debe ser este que vigila si han cambiado el mes pasado de traje a un personaje, o si está muerto y no se han acordado el guionista o el editor… este tipo de cosas. Pero claro, yo de momento, como todo lo que he hecho hasta la fecha ha sido, en el mejor de los casos, algo así como un Elseworld, pues no he tenido historias con ellos.
Injustice ha sido uno de los éxitos menos sospechados de los últimos años , una serie que surge de un spin-off de un videojuego y que acaba como uno de los estandartes de la editorial y que además sirve de escaparate para autores que han saltado a las primeras planas como Tom Taylor o tú mismo. ¿Esperabas que la serie tuviera el éxito que ha tenido, en algún momento?
No, yo no lo esperaba al principio. Lo que sí que sabía, y era por lo que me apetecía… según empezaba la serie ya me apetecía trabajar en ella, sabía que iba a ser un buen cómic. Que fuera a tener éxito es otra cosa, pero que iba a ser un buen cómic, seguro. Porque una cosa que ha demostrado Tom en muchísimas ocasiones antes es que es capaz de sacar petróleo de un terreno que parece totalmente infértil a priori. Porque la propuesta, por ejemplo, de Star Wars, de la miniserie en la que trabajamos juntos, estaba también muy muy limitada. Era una historia que tenía que estar entre dos temporadas de la serie de TV de Las guerras Clon en la que teníamos que ver cómo los personajes se relacionaban entre sí, Darth Maul , su hermano Savage Opress; tenía que aparecer también Obi Wan… pero si encontrarse con los personajes, Darth Maul y tal, porque entonces eso interferiría en la trama… o sea, estaba todo muy muy muy limitado de lo que podías hacer, y el tío se sacó una historia de puta madre sacándose personajes geniales nuevos, de la manga, dándoles su propio recorrido vital y haciendo un cómic genial. Así que entonces, yo sabía que Injustice iba a ser un buen cómic. ¿Qué iba a ser un éxito de ventas y todo eso? Eso no me lo podía imaginar, es una improbabilidad que un cómic franquicia, de videojuegos tenga tal relevancia. Ahora mismo casi se ha escapado de la sombra de este, prácticamente hay gente que ni se acuerda o piensa que fue antes del videojuego. Pero mira, eso es de lo que es capaz Tom Taylor, y por eso va a ser uno de los grandes guionistas de esta generación.
De eso no me cabe duda… ¿Y te deja hacer alguna modificación en la página o suele ser un poco más rígido?
Cuelo algunas cosas. Por poner un ejemplo, tuvimos un diálogo sobre si alguien se podía estrellar contra la superficie de Venus, y claro, yo tiré de Wikipedia, y en la superficie de Venus, como yo imaginaba, no se podía porque es casi todo  gas y líquido, así que nos pusimos entonces a leer al respecto y cambiamos la secuencia para que entonces, en lugar de eso, unos personajes(sin hacer spoilers) atravesasen el planeta y se estrellasen contra una de sus 60 lunas, que ya de paso aprendimos eso, que se llama Mimas. Así que cosas como eso, o diseños de personajes que luego tiene relevancia dentro de la trama… O sea, que si se me ocurre algo que pueda aportar, desde el respeto a no meter las narices demasiado, sí que tanto Tom como Jim (Chadwick , el editor) me dejan participar un poco en ese sentido, porque yo también sé qué se puede hacer para complementar, para sumar un poco, y qué no.

No deja de llamar la atención que, para muchos, la mejor serie que tiene ahora mismo DC sea una adaptación de un videojuego. ¿Qué opinas de todo lo que ha supuesto el nUDC en los últimos años? ¿No crees que se ha perdido un poco el norte buscando números uno que vendan mucho y series que se cancelan a primera de cambio en lugar de buscar una “estabilidad editorial”?
El caso es que ahora, dentro de unos pocos números, vamos a ver otra vez renumeraciones con números uno y tal… y no sé si esta va a ser la definitiva o cómo va a ir la cosa. Pero mientras sigan siendo los autores los que tiren del carro da un poco igual la propuesta… Da igual en qué intentes convertir el Universo Marvel o el Universo DC. Si los quieres poner patas arriba, y pones al frente -al margen de la propuesta-, a buenos autores, debe dar buenos resultados. Y eso es lo que a mí siempre me tiene ilusionado, porque gracias al reboot del nuevo Universo DC pudimos ver la temporada que hemos visto de Brian Azzarello y Cliff Chiang en Wonder Woman, que a mí me parece lo mejor que se ha hecho con el personaje aunque esto le pese a mucha gente. A mí me ha parecido fabuloso. Así que gracias a ese “agitar el avispero” ha surgido eso, ha surgido el Batman de Snyder… así que si estas cosas sirven para dar libertad a autores, bienvenidas sean.
Lo que pasa es que luego te ves, por ejemplo, en Marvel la Hulka de Soule y Pulido que han tenido muy buenas críticas pero el número 12 la cancelan. El Ojo de Halcón de Aja y Fraction, no es exactamente lo mismo, pero vamos… también es una etapa muy concreta. Entonces, por eso te lo preguntaba, porque no sé si el hecho de que estén con tanta obsesión de que todo sea un éxito de ventas desde un principio pueda hacer que nos perdamos un Hulka de Soule y Pulido, por poner un ejemplo.
Sí, hombre, sí estoy de acuerdo en que lo suyo es dejar que ciertos productos fructifiquen un poco. Un ejemplo también es Peter David. Peter David siempre ha cogido series que estaban de capa caída o que no existían directamente y las ha convertido en colecciones de culto, que lo mismo no son el pelotazo que puede ser un All New X-Men de Bendis e Immonen pero son un producto fijo de culto, que tienen un número fijo de lectores y eso también es una buena inversión, también es un buen resultado. O sea que a veces aunque las ventas iniciales no sean un pepinazo, se debería escuchar a la crítica y a ese murmullo que se está generando.  Porque nadie se esperaba que fuera a hacer tanto trabajo Peter David con X-Factor, o con Hulk incluso, que cuando cogió Hulk era porque nadie lo quería y lo convirtió en algo con lo que la editorial y los “mayores” si quisieron jugar a partir de cierto punto.
¿Y qué te gustaría dibujar y para qué editorial? Aunque ahora mismo tengas exclusividad…
No, no tengo exclusividad ahora mismo tampoco, por lo que en realidad puedo hacer lo que quiera. Lo que no tengo es tiempo. El problema de hacer más de una cosa a la vez, porque no soy de esos dibujantes rápidos que pueden compaginar, como mi amigo Jorge (Jiménez) que ha estado dibujando números para Marvel y DC al mismo tiempo sin despeinarse.
Y haciéndolo además estupendísimo…
Exacto. Así que no te sé decir… Me gustaría trabajar con Batman un poco más en serio, con el personaje y su microcosmos de villanos locos y Gotham, oscuridad… En DC hay muchos más personajes con los que me gustaría trabajar. Me gustaría en algún momento abordar una serie desde una perspectiva humorística al estilo de la Liga de la Justicia de Keith Giffen, JM De Matteis y Kevin Maguire. Me encanta ese tono. En Injustice hemos tenido un poquito de eso, algunos guiños en algún momento, de referencias humorísticas a esa época… y esto con cualquier personaje de cualquier editorial se podría hacer. Pero una sitcom de superhéroes es algo que me encantaría hacer. Y con Marvel también hay muchísimos personajes con los que me gustaría trabajar. Me encantaría dibujar a Lobezno en algún momento… Y volviendo a DC Hellblazer sería genial pillarlo en alguna época porque me encanta el personaje y jugar con él en Injustice también ha sido una pasada.
¿Y cómo vives la avalancha de autores españoles que estáis trabajando en la actualidad para el mercado americano? La pregunta que iba a hacerte ya la has contestado antes, pero la haré de todos modos, ¿no crees que con todos los que sois podríamos tener una industria un poco más sana?
Por poder por supuesto que se podría… La cosa es que ha habido algún salón de cómic hace un par de años, no sé si fue Barcelona, que uno de los editores en las entrevistas con la prensa preguntaba, claro después de revisar los portafolios de muchísimos autores españoles, preguntaba como sorprendido que qué pasaba, que si no había editoriales aquí, que si no había cómic. Porque alucinaba con que tanta gente y tan buena quisiera trabajar con la industria americana. Y claro, la respuesta era que no. Es que este país, y lo digo siempre, y no solo con el cómic: este país derrocha talento y genialidad. Estoy muy en contra de estos que dicen,  como la gente del fútbol (como Roncero) que este país no es país de premios Nobel ni de genios ni… ¡Una mierda! Este país es caldo de cultivo de lo mejor (también de lo peor) y la prueba está que tanto en el terreno científico como el artístico tenemos a españoles liderando. Tenemos a autores españoles en las mejores editoriales haciendo las mejores colecciones. Y cuando les dan las mejores colecciones no es porque sean más baratos, porque no pones al más barato a llevar la mejor colección, pones al que te asegure una gran calidad. Y en España tenemos unas referencias culturales muy extensas que es lo que creo que les llamó la atención a los editores americanos cuando los primeros autores españoles empezaron a llegar a sus costas que no bebíamos solo del cómic. No solamente teníamos referencias dentro del mundo del cómic sino que también dentro de todo el campo artístico, pictórico… de la historia clásica. Y eso a mí me parece que da grandes artistas, y a los hechos me remito. Y ahora mismo hay tantos que pierdes la cuenta. Pegas una patada a una piedra y sale un autor nuevo que dices “¿Pero este tío quién es, si es buenísimo?”. Es como ahora mismo Javier Rodríguez, que está trabajando en Daredevil con Mark Waid y es una pasada. Y a este tampoco lo conocía, no le tenía seguida la pista. Y así continuamente…
Y un poco a colación de eso que estás diciendo, últimamente estamos viendo una moda de canibalismo absoluto, con polémicas cada dos por tres. Tú te has mantenido siempre al margen, al menos yo no te he visto, pero ¿qué te parece esa política que cada dos por tres tiene que haber peleas, polémicas, entre autores…?
Imagino que te refieres al terreno nacional, ¿no?
Sí, efectivamente.
Pues, a ver, yo paso mucho de estas mierdas. 
Además, que no me refiero solo a autores. Autores hay muchos que entran al trapo, pero ya me refiero incluso a representantes, bloggers…
Yo entiendo que cuando chocan criterios, esto ha pasado tiempo, sobre el arte, filosofía, mercado, lo que sea… puede que resulten debates animados en intercambios de ideas y cosas que incluso queden en la historia. Eso es una cosa, y otra es la que pasa en este país. Lo que pasa es que algunos parece que buscan notoriedad con coger la mas minima mierda  de conflicto irrelevante (que es lo grave), y elevarlo a la categoría de tercera guerra mundial. Y eso es ridículo. Y hay gente que parece que solo vive de esto.  Y la mayoría de gente que respeto se mantiene al margen de estas cosas, aparte de alguna mención elegante o algún pequeño guiño. Y esto es lo que parece que este país también nos enseña, ¿no? Es más importante el estar en la mesa que el estar en la mesa  por algo importante. Tienes que estar a la vista a toda costa y, ¿qué quieres que te diga? Yo creo que en la mayoría de los casos el trabajo habla por uno mismo y si no lo estás consiguiendo, tal vez es culpa tuya, no es culpa de la industria ni es culpa del Universo ni de nadie que te esté pisotando, y hay que currar. Y ya está.
Y todo el mundo acaba en su sitio, eso también lo tengo claro…
 Yo creo que sí…
¿Qué opinión te merece el cómic digital? Tú que trabajas tanto el digital, ¿crees que acabaremos enterrando nuestras colecciones en tablets?

No tengo información suficiente para responder a esto con total conocimiento de causa porque yo pertenezco a una generación que entiende el cómic en papel. Es decir, para mí la sensación de pertenencia, de posesión, es tener un libro y ver su canto en mi estantería. Pero por eso digo que no entiendo a la gente que tiene colecciones enteras en un pendrive y ya se siente tan orgulloso de su colección como yo con mi biblioteca. Pero no digo que no lo entienda como que esté mal o algo por el estilo, sino que es una forma de percibir el mundo distinta, porque los que nos criamos en un mundo pre-pantallas, y los que se han criado en un mundo que ya directamente viven en pantallas entendemos la vida de una forma ligeramente distinta, o sea, que el mundo que está por venir pertenece a esta gente, a la generación que vive en un mundo digital y entonces es la industria la que decidirá cómo acaban funcionando las cosas. Teniendo yo mis preferencias, no se puede negar la realidad, y es que esto parece que sí que viene para quedarse pero habrá que ver cómo evoluciona. Yo de momento observo expectante, simplemente. Lo que estoy viendo de todas formas es que el multiplataforma también funciona bien, el hecho de que un cómic salga publicado en un formato, y luego acabe publicado en el otro formato, dando la opción de que uno lo coleccione en digital, otro lo coleccione en papel. Eso al menos no nos deja de lado a los dinosaurios. ..