11 enero 2016

ENTREVISTA A YANICK PAQUETTE EN EXPOCOMIC 2015



Os traemos hoy la transcripción de la entrevista a Yanick Paquette que pudimos llevar a cabo en el pasado Expocomic 2015 y que tal vez hayáis escuchado ya en el podcast. Para los que queráis echar un vistazo rápido a lo que nos dijo el autor, aquí la tenéis íntegra... y sin doblar. :)

Entre sus primeros trabajos se encuentran las adaptaciones de series de TV Space above and beyond y Xena Warror princess Year One, ambas para Topps, y nada menos que junto a Roy Thomas. ¿Cómo recuerda debutar con una leyenda como él?

Bueno, sé que debería decir que trabajar con Roy para mí era algo así como “el camino a Marvel” pero, echando la vista atrás, no sé, había leído algunos cómics europeos, soy francocanadiense, y bueno, conocía a Batman, pero no era un “experto” en el sentido estricto. Por entonces, Roy era un gran autor, un tipo excelente pero para mí era algo grande porque era mi primer cómic y para él, realmente… no era tan importante (risas), pero me mandaba los guiones, a veces no funcionaban del todo, pero acabamos arreglándonos bien. Comencé trabajando con adaptaciones porque era la época en la que Jeff Matsuda o Joe Matt eran lo más y Topps tenía dificultades para contratar a nuevos jóvenes “baratos” como yo para trabajar en franquicias porque todos los demás querían dibujar con su propio estilo, y yo era más un poco como “bueno, puedo hacer que se parezcan a los actores” y así fue como me colé en la industria… porque podía hacer cosas que los demás no.

Poco después da el salto a DC y a la JLA, con un par de historias y un par de arcos en WW con Eric Luke, ¿cómo entra en DC? ¿Cómo fueron sus inicios en el superheróico? 

Bueno, el caso es que en aquella época se trabajaba mucho con correo, y lo que hacía era que le mandaba unas 5 páginas de mi trabajo a todo el mundo. Cuando empecé a trabajar en el cómic, cuando empecé con Topps y luego para otras compañías, lo que hacía era que le mostraba copias de esos cómics a los editores. Cuando empiezas a hacer eso, comienzas a ganar en credibilidad porque ya no es “bueno, dibujas bien”, sino que demostraba que podía afrontar un proyecto de principio a fin, hay gente más “endeble” que no podían mantener el ritmo. Y al año o así, me probaron con un pequeño proyecto en JLA. Recuerdo estar muy nervioso al principio porque cuando DC te mandaba el papel venía en un paquete con el copyright en el logo, DC por todos sitios… y era como “¡Oh, Dios mío! ¡Estoy trabajando en un cómic de DC!” (risas). Mi primera página se hizo con muchos nervios, pero al cabo de unas cuantas páginas de los dos números todo empezó a ir bien, y estaban mejor dibujadas. Aunque, debo decir que en el trabajo que hice con Eric todavía estaba aprendiendo a hacer cosas sencillas, estaba aprendiendo mi oficio delante de todo el mundo, así que echo la vista atrás y miro esos cómics y digo… “mmm… valeeee” (risas). Me estaban pagando por aprender.

Su primer trabajo continuado sería Terra Obscura. ¿Cómo es trabajar con Alan Moore? Entrevistando a Gene Ha me lo definió como “siempre amistoso, sin dejar de ser pretencioso” y “una de las personas más inteligentes que he conocido”. ¿Cuál fue su experiencia? ¿O trató solo con Peter Hogan?

Mira, tenía la impresión de que los otros autores en ABC no trabajan directamente con Alan. En mi caso, los guiones eran de Alan y Peter Hogan, y Peter vivía cerca de donde vivía Alan… y tenía ordenador, cosa que Alan no (risas), y eso era fantaaaastico, porque podía mandarle emails, cosas que a Alan no podía. Y Peter me dijo “mira, si quieres hablar con Alan es un tipo muy accesible a cualquier pregunta que tengas pero… tienes que mandarle un fax antes”, el fax no es como los ordenadores, que van por una línea aparte. Y en esa época no había fax con conexiones dobles, así que le mandabas un fax, conectaba el teléfono y ya podías hablar. Yo aprendí a hablar inglés con veinte años, y en aquel tiempo, no es que estuviera incómodo, pero me sentía algo inseguro por mis habilidades y todo el mundo me decía “cuando hables con Alan, no vas a entender ni una palabra” (risas) y he visto algunos vídeos y… bueno, no era para tanto, pero todos insistían en meterme el miedo, pero no llegamos a hablar así que una lástima. Pero en un par de ocasiones, a través de mi editor nos comunicábamos, y sabía lo que opinaba de mi trabajo.

Lo siguiente que hizo fue Bulleteer con Grant Morrison. Ha lo definió como un “fantasma de internet, con el que no llegó a hablar nunca”, ¿tuvo usted más suerte?

Sí, he coincidido con él una vez. He trabajado con él en Bulleteer y después he hecho también El regreso de Bruce Wayne y Batman Inc., y estoy trabajando en otro proyecto con él, y sí he hablado con él durante unos… 10 segundos (risas) en San Diego, y fue algo así como “Hey. Hey” (saludando). Pero así es Grant, es su manera de ser. Cuando hice Bulleteer fue justo después de Alan, con el que no tenías que hablar, sus guiones eran superdetallados, completamente meticulosas, en algunas ocasiones hipermeticulosas, y de algún modo me acostumbré a esto, porque fueron dos años de mi vida en Terra Obscura. Y de ahí cambio a Grant, que tiene un estilo de guión, por decirlo de algún modo “abstracto”, sin diálogos, con una descripción muy insustancial de lo que está pasando, se convierte en un salto de fe, haces algo esperando que se parezca a lo que él tenía en mente. Estaba muy nervioso, probando cosas, y cada decisión extraña que tomaba para resolver un problema, las aceptaba y luego hacía los diálogos basado en lo que había dibujado, recreando en alguna ocasión la historia por completo, que no es lo que esperaba yo para nada. Pero ese es su poder mutante, esa es mi descripción, me gusta lo de fantasma de internet, pero es una máquina de reconocimiento de un patrón: Mira un lío absoluto  le da sentido. Si miras lo que hizo en Batman, con toda esa variación de su continuidad y acaba dándole mucho sentido a todo. O en Multiverso, que tiene hasta un mapa hecho, como un círculo, lleno de otros círculos, todo muy simétrico y lo miras y dices “es que no puede ser de otra manera, tiene que ser supersimétrico y equilibrado”, pero eso es una ilusión porque DC lo ha creado sin ningún plan, pero Grant lo mira y lo ve, como si fuera una bola de espagueti… y ve una cara en ello, que nadie más ve. Y eso es lo que me pasa cuando recibo un guión suyo, sé que voy a encontrarme con un material inesperado que seguro contiene algo.

Su trabajo en La cosa del pantano recibió una gran acogida de crítica y público. ¿Cómo vivió el gran cambió que experimentó DC en aquella época? ¿se sintió parte del cambio o fue “un trabajo más”?

Estábamos haciendo algo completamente diferente. Para Scott (Snyder) y para mí, La cosa del pantano no era ni siquiera un cómic de superhéroes, era una obra poética, con su propio subgénero, y si pones en contacto a La cosa del pantano con el resto de superhéroes, pierdes un montón porque La cosa del pantano necesita SU mundo, La cosa del pantano poética no puede aparecer, y así hicimos que en el primer arco apenas interactuase con el resto del nUDC, y en el segundo arco, nos pidieron “jugar” más con el resto del nUDC, estableciendo siempre ese muro, pero que La cosa del pantano es parte del UDC. Lo único que se nos ocurrió es convertir toda esa parte del UDC, todos esos personajes en monstruos, y así podría interactuar con ellos porque serían parte de ese mundo extraño que estábamos construyendo. Siempre es un reto con un universo completamente nuevo, y cada personaje debe encontrar su propio sitio. Para mí, el verdadero atractivo de este personaje es el mundo en el que vive. Sherlock Holmes como personaje está muy bien, pero lo es mucho más cuando está en Inglaterra, en su época. Puedes hacer que Sherlock Holmes se una a la JLA, pero ¿es realmente Sherlock Holmes? No realmente, el personaje es un avatar de un mundo, de un tipo de ficción o de la manera en que cuentas una historia. Y La cosa del pantano, si la sacas de su mundo y la pones en un mundo compartido como el UDC, estás frenando creaciones originales. Al menos ese es mi punto de vista.

¿Cuáles son sus planes inmediatos de futuro?


No lo sé, estoy muy apegado a DC, estoy haciendo ahora mismo una historia de Batman para echar una mano a la agenda de Greg (Capullo) con Scott (Snyder), pero reconozco que me tiran mucho las independientes, estoy obsesionado con Image. No tengo planes ninguno aún, pero es un buen momento ahora mismo, porque cuando hablaba de universos llenos de originalidad que intentan evitar la originalidad, que sería compatible… ¡es muy molesto! Image es el sitio si quieres experimentar. No entiendo por qué el cómic como medio tiene que agarrarse a un solo género de ficción con supertipos en spandex, es estúpido. Hay otras cosas. Y parece que eso no tiene lugar en DC o Marvel, así que tal vez sea el momento de moverse…