24 julio 2006

CONSULTORIO SENTIMENTAL DEL DOCTOR D.E.S. AMOR


CONSULTORIO SENTIMENTAL DEL
DOCTOR D.E.S. AMOR



"Querido doctor:

Hace poco que he descubierto mi verdadera orientación sexual y no se como no he podido darme cuenta antes. Mis padres ya lo sabían cuando me pusieron el nombre “Dick”, cosa que ya sabe que puede significar. Desde pequeño siempre me gustó el tacto del talco (lo usaba en el show de mis padres) y vestirme con mallas ajustadas. Me encanta salir de esa guisa todas las noches, incluso me pongo una máscara. Otro dato relevante que me ha llevado a pensar en mi orientación sexual fue el hecho de que a la mujer que más he querido tiene en su nombre la palabra “culo”. Creo que eso deja clara mi postura sexual y ahora mi problema…

Estoy enamorado de mi jefe, así como suena. El problema es que su imagen pública es la de playboy millonario y no deja de decir una y otra vez que es muy hombre y que le gustan las mujeres. Yo creo que es todo una fachada pero no estoy muy seguro de ello. Mi pregunta es ¿Cómo hago para decírselo y que no se lo tome a mal? Es más ¿se lo debo decir? ¿Le digo que creo que es gay y que estoy enamorado de el desde que lo vi enfundado en esa “ropa negra ajustada marca-paquete” y con capa que usa para salir de noche? ¿Que por estar enamorado de el y por no reconocerme a mi mismo que era gay, fue por lo que decidí volar sólo? ¿Que por eso llevo siempre las nalgas apretadas? ¿Que por eso me hice policía, porque me gustan los uniformes y me recordaban a el? ¿Qué hago doctor?

Por favor ayúdeme.

Dick G.
"



Estimado lector:

No se tome a mal lo que le voy a decir pero... ¡van a tener que llamar a IKEA para que hagan los armarios cada vez más grandes! Pero bueno, ¿es que nadie tiene otro problema que no sea ese? Ciertamente, mi formación da para mucho más. Después del desahogo y advertencia para los futuros lectores, pasamos con su problema en sí.

El hecho de que le guste su jefe es normal. Usted habla de las ropas ajustadas y demás, pero lo importante es la figura autoritaria. Eso es muy habitual en este tipo de problemas. A usted le gustan muy hombres, y al ver una figura fuertemente varonil y autoritaria, se siente atraído por esa figura, en una especie de Complejo de Elektra (no la de Miller, sino la griega) latente desde la infancia con un referente paterno-filial entre ese tipo y usted. Si además su trabajo era de mucha proximidad e intimidad, todo esto se ve acentuado y exagerado. Ahora bien, hay algo que me cuesta entender: dice usted que hay una mujer que es la que más ha querido, pero me da que no es su madre, ni familia suya. Eso me hace pensar en una clara bisexualidad por su parte, o un intento de ocultar esa homosexualidad que parece tener clara desde siempre. Me inclino más bien por lo primero, ya que en ningún momento parece avegonzarse ni sufrir con su inclinación, por lo cual no tendría sentido el que inventara una tapadera, de no ser porque su trabajo de policía le hiciese querer mantenerlo en secreto por las posibles consecuencias. En fin, este punto no lo tengo del todo claro.

Pero bueno, después de un análisis pausado de su caso, creo que debería responder a su pregunta, que es qué hacer con su jefe. En cualquier caso, yo siempre recomiendo el diálogo. Precisamente el otro día, tuve un caso similar, aunque en el sentido opuesto, tal vez lo leyó en esta misma sección. Se trataba de un hombre que creía que su pupilo le acosaba. Le recomiendo lo mismo que a él: diálogo. Hable con él, comentele sus sentimientos, dígale que lo de la capa ya no se lleva, que su ropa ceñida le hace tener pensamientos impuros y la idea que tiene usted acerca de sus inclinaciones. Siempre me gusta recomendar que en situaciones como esa, se utilice el humor, o cualquier otra cosa para suavizarlas. En este caso, podría usted usar expresiones simpáticas y alegres, que seguro que le harán esbozar una sonrisa si no tiene clara sus inclinaciones, así, puede decirle cosas como: Si te gusta que te huela la espalda a colonia de hombre, aquí tengo yo todo un bote para ti... o Tengo una lata enorme para ese aceite que pierdes.... o la siempre directa Ven que te tape ese agujero con mi herramienta. Con frases como esa, seguro que se rinde a sus pies, encontrándolas de una virilidad exquisita y nada agresivas.
Ahora bien, tenga usted cuidado porque la gente más seria que acaba soltándose la melena suele acabar siendo bastante distinta de como usted pensaba... Y le pongo algunos ejemplos de algunos personajes públicos que comenzaron muy modositos y fueron soltándose cada vez más y más la melena. Su primera aparición en los medios y las posteriores son muy distintas. Tal vez sea una persona distinta con el armario abierto...



Por si no lo sabe, Larry Wachowski acude ahora a los estrenos vestido de mujer, de ahí el ejemplo. En fin, amigo lector. Espero haberle ayudado algo. Un saludo.

Pues nada señores/as les dejo con el resto de la programación, no sin antes recordarle la dirección a la que deben diriguirse para sus consultas mushu@telefonica.net añadiendo vuestro nick y vuestro nombre de superheroe. En fin, os dejo hasta la semana que viene y "disfrutad de los demás y si no se puede de vosotros mismos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Hi! Just want to say what a nice site. Bye, see you soon.
»

Anónimo dijo...

Very best site. Keep working. Will return in the near future.
»

Anónimo dijo...

Wonderful and informative web site. I used information from that site its great. film editing schools