03 febrero 2007

EL LECTOR CABREADO: COLECCIONABLES DE BATMAN Y SUPERMAN

A la vista de lo a gusto que me quedé la semana pasada, vuelvo esta semana como azote crítico de las editoriales de cómics en España. Esta semana le vuelve a tocar a Planeta de Agostini quien, a pesar de estar haciendo una labor encomiable con la edición de DC en nuestro país, que no gozaba de un catálogo tan amplio desde la época de Zinco, puede y debe mejorar en muchos aspectos. Además, no me cansaré de repetirlo: Al ser una editorial de ese calibre, se le debe exigir mucho más.

Pero que conste, a pesar de que las dos primeras semanas le haya tocado a Planeta, esto no es una cruzada contra ella, ni mucho menos, sino contra todas las chapuzas que se cometen en nuestro país. Así que, Panini, prepárate, que la semana que viene te toca... ;)

Pero al grano: Quiero comentar aquí mi experiencia con los Coleccionables que hace Planeta, al menos los dos que ha hecho hasta ahora, de Batman y de Superman.

Comenzaré con el primero. El año pasado, estuve tentado de suscribirme, pero me eché atrás pues no acababa de convencerme el desorden de su contenido. Me arrepentí un poco después, y luego me des-arrepentí. El caso es que este pasado Noviembre, me entero de una maravillosa oferta por la que puedo volver a suscribirme, recibiendo de regalo, además, el Coleccionable de Ras Al Ghul. No dudé ni un sólo segundo y me apunté. El día 14 de Noviembre, para más señas. Pasan los días, las semanas, y llegan los meses. El caso es que a principios de enero, comienzo a mandar emails a Atención al cliente, preguntando si es normal la tardanza. Respuesta: Cero. Decido escribir a nuestro amigo el bot, a ver si hay mejor suerte, a pesar de que especifican que para temas de Coleccionables escribamos al email al que ya había escrito. ¿Mejor suerte? Ni soñarlo. Decido por fin llamar al 902 de Atención al Cliente, donde una amable señora me comunica que NO ESTOY SUSCRITO, que allí no consta por ningún lado. Le explico que tengo incluso el email de confirmación de la suscripción y me dice que nones. Le pregunto por qué no me contestan a los emails, pero su respuesta no pasa de un : "No sé. Es raro". Aburrido, le pregunto que qué puedo hacer y me comenta que re-suscribirme. En el caso de que fuera un error informático y me suscribiera dos veces no habría problemas para solucionarlo. De acuerdo, adelante. Ahora sólo toca esperar. Pero, oh, sorpresa, ayer recibo un email contestando a mi pregunta de hace un mes y me explican que el retraso se debe a que están REPONIENDO EL MATERIAL. Es decir, que ofrecen una suscripción a una colección de la que NO tienen stock, y que no han podido reponer en más de dos meses y medio (recuerdo que me suscribí el 14/11, y estamos a 3/2). En definitiva, mi pregunta: ¿Para qué lanzar una oferta de suscripción a una colección de la que no hay material suficiente? ¿No se pueden esperar a que lo tengan para publicar la oferta? No lo entiendo.



Y pasamos a mi tema favorito de los últimos meses: El coleccionable de Superman. Cuando vi la oferta no lo pensé dos veces, pues me parece un coleccionable con un contenido fantástico, ordenado y coherente, que recoge además una de las mejores épocas del personaje y con los mejores momentos de John Byrne en la colección. Encandilado, me suscribo y recibo mi primer tomo. Qué maravilla, me encanta la encuadernación (aunque todos comenten que es peor que la de Batman) y la presentación, además de traer unos regalos interesantes, como el Para todas las estaciones de Loeb y Sale o la película en DVD (que se quedó obsoleta para todos los fans del personaje después de la publicación del megacofre de 13 DVDs).


El problema comienza en el segundo tomo, cuando comienzan a aparecer lós números con una imagen de pésima calidad. Se repite en otras colecciones de la editorial y siempre achacan el problema a la falta de originales por parte de la editorial americana. La verdad, es extraño, no estamos hablando de cómics de los 50, pero bueno... si es un número suelto.


El problema sigue cuando los números sueltos comienzan a ser cada vez menos infrecuentes y se repiten en el número 3, en el que además, aparecen algunos números desenfocados. Es extraño, pues el texto se ve perfectamente, pero el dibujo sufre ese molesto defecto. Esperaremos el cuarto tomo, a ver qué tal.


Que levante la mano el que adivine la respuesta: Efectivamente, material desenfocado y escaneos, con un motivo de cabreo añadido. En este tomo se incluye la saga El Mundo de Krypton, reeditada hace muy poco en EE.UU. e incluso por Norma editorial en su anterior etapa. Esto ya no tiene perdón. Escribo a nuestro amigo el bot para preguntar si van a seguir saliendo números así, porque no tengo interés en tener un coleccionable con números borrosos y mal escaneados. Respuesta: Pasapalabra, no interesa responder a eso. Es mucho más interesante responder varias veces a la pregunta de cuándo salen los tomos 8 y 9 de Yaiba...

Sinceramente, y pese a correr el riesgo de repetirme como el ajo que tanto gusta a Victoria Adams, ¿os imagináis lo que duraría una tirada del último Premio Planeta borroso en la calle? Los dos se venden a cambio de dinero, así que el mismo respeto merecen ambos.

El lector Cabreado

3 comentarios:

El Tete dijo...

Pues nada, te das de baja del coleccionable y que les den morcilla.

Es tan sencillo como eso.

Anónimo dijo...

Hmmm...ofrecer algo que no tienen, dar la callada por respuesta, una desorganización lamentable...si, suena a que lo de los coleccionables de planeta los llevan loas de planetacomic.com.
Lo se por propia experiencia.

Talphin dijo...

Lo peor es que juegan con la adicción y el completismo. Ya me ha llegado el aviso de suscripción del de Batman, y ese lo considero una buena oferta y sí lo haré, pero el de Superman, a la que vea que el tomo 5 está mal también, me borro seguro.