01 diciembre 2007

EL LECTOR CONTENTO: DOS GRATAS SORPRESAS

Hoy voy a hablar de dos gratas sorpresas con las que me he encontrado en las últimas semanas, en cuanto a lanzamientos nacionales se refiere:



Comenzamos con Los Seis secretos: Seis grados de desolación, serie que confiaba que me entretuviese, pero de la que no esperaba gran cosa, visto el nivel de la mayoría de series post-Crisis Infinitas. Ya digo, esperaba un cómic correcto y formal, pero que no me iba a dejar con ganas de más. Pues me equivoqué. Me he divertido de lo lindo, es un cómic de lo más entretenido y tal vez pueda deberse a algunos factores: En primer lugar, porque mantiene un poco el espíritu de una de mis series clásicas favoritas, el Escuadrón Suicida de John Ostrander. Mantiene esa trama de villanos "unidos a la fuerza" con misiones que desarrollar. Aquí, claramente, no están unidos a la fuerza ni tienen misiones impuestas por el gobierno, pero me recuerda muchísimo a ella, y eso me encanta. Por otro lado, tenemos el tema de la acción: Creo que no veía tanta acción junta en 6 números como con esta serie desde hace mucho tiempo. Peleas en cada número y con sorprendentes giros de trama que te hacen quedar con ganas de más. Por último, los personajes: Deadshot siempre ha sido uno de mis hijos de perra del cómic favoritos; me encanta lo que han hecho con Catman, secundario difícil de reconocer en el que apareció en las páginas de Green Arrow y que ha adoptado un carisma desde Villanos Unidos bastante sorprendente; Knockout no es todo lo sorprendente que pueda uno querer, pues es una mezcla de Big Barda, Hulka y otros personajes femeninos con poderío físico, pero su relación con Savage compensa ese punto; Scandal me parece un personaje interesante, con esa relación paradójica con su padre Vandal Savage; Ragdoll es un gran personaje al que le saben sacar jugo; y por último, un acierto de Simone: incluir en el grupo a un Sombrerero Loco con el norte bastante perdido (la escena de la alucinación es desternillante). En definitiva, un cómic MUY recomendable. Os lo váis a pasar muy bien.

En segundo lugar, un cómic del que sí esperaba, pero que desde que abrí sus páginas tuve la sensación de que no lo estaba leyendo en el momento adecuado. ¿No habéis tenido nunca esa sensación al leer un cómic? ¿El pensar que tal vez leyéndolo en otro momento os iba a gustar más? Pues con The American Way me pasó eso. Comencé a leer un cómic con grupo de superhéroes similar a la JLA como tantos otros. Un cliché bastante manido. Pero entonces, oh, sorpresa, te empiezas a dar cuenta de que no va por ahí la cosa. Tengo que reconocer que no sabía nada del cómic, ni de trama ni de repercusión en los EE.UU. por lo que tal vez eso influyó en el impacto, pero el caso es que cuando ya leía las páginas con una inercia de aburrimiento y predicción de lo que iba a encontrarme en la siguiente página... ¡zas! Me encuentro con una trama que habla de superhéroes que actúan para mantener la moral del pueblo americano y que está dirigido más por un director de marketing que por un estratega. Cuando se empiezan a torcer las cosas y cuando tienen que enfrentarse a una sociedad racista e intolerante, empiezas a darte cuenta de que no estás leyendo la JLA, sino Watchmen (salvando las distancias, no quiero que nadie me tache de sacrílego). Para más inri, es un cómic que no se anda con chiquitas a la hora de cargarse a un protagonista o de hacerle aparecer como un hijo de mala madre. Es un poco lo que vemos en The Boys, de Garth Ennis, pero sin ese espíritu gamberro del irlandés. Un cómic más que interesante, os lo recomiendo.

Mención aparte merece una serie que me ha gustado mucho, pero que no me atrevo a recomendar con fervor hasta que vea como avanza: DMZ. La idea en sí de una Guerra Civil en los EE.UU. de hoy en día me parece muy interesante, y ese protagonista que se ve en medio y sin poder salir de allí porque no deja de ser un becario sin importancia y sabe que sus superiores no van a mover un dedo por él... bueno, tiene muchas posibilidades. Me ha encantado, pero tengo la sensación de que una mala orientación en sus guiones puede hacerla una serie lenta o aburrida o que incluso llegue a perder el interés. También podría ser todo lo contrario... ojalá.

1 comentario:

G@mbito dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que dices de DMZ. Me ha encantado el primer tomo pero no me atrevo a decir nada todavía. Toquemos madera.