19 enero 2015

ENTREVISTA A GENE HA EN EXPOCOMIC



Aquí tenéis la transcripción de la entrevista a Gene Ha en el pasado Expocómic 2014:

¿Cuéntanos como entraste en la industria? Qué pasos seguiste…

Cuando era niño había escuchado que todos los dibujantes de comics eran pobres, así que creía que no era un trabajo práctico para escoger, así que me incliné por las artes y fui a la Facultad de Bellas Artes. Y esa época coincidió con el boom de los cómics, fue cuando Jim Lee y Todd McFarlane se hicieron famosos. Hasta yo me enteré, que me encantan los cómics pero no leía esos cómics. En mi último año de Universidad vinieron a hablarnos de la industria del cómic y pensé: “Me encantan los cómics, me encantaría hacer esto si no tengo que empezar de cero”. Así que mandé muestras. A Marvel no le gustaron nada. Me mandaron una carta tipo con una lista de todos los errores que podía cometer con todos ellos señalados, menos uno. DC también pensaba que mi trabajo no era publicable todavía, pero al menos pidieron más muestras, y un par de meses más tarde publiqué mi primer trabajo, Green Lantern 36. Esto ocurrió en 1992.

Una de las vertientes en las que mas te has proliferado es en las portadas ¿Te las planteas como una página más?

Si fuera como una página más tendrías que hacerla con el guionista. Lo habitual en los cómics americanos es trabajarlas con el editor, no con el guionista. Así que es sobre el cómic, pero a su vez no es una parte del cómic, no es una parte de la historia.

Es más como una ilustración, no tienes que pensar en la narrativa, etc…

Pienso en la portada como una pregunta que solo puede ser contestada con la historia. Es curioso.

¿Qué se siente al ganar un Eisner?

Fuen una gran sorpresa porque mi estilo era muy distinto al de los otros nominados, y no me considero para nada mejor que mis colegas. Mis artistas favoritos tienen estilos que pienso: “podría hacer eso” y nunca he pensado que ellos no puedan hacer lo que yo hago, ya sabes, no soy mejor que ellos, y ellos no son mejores que yo necesariamente. Así que ganar el premio es un honor enorme, aunque nunca me enorgullecí demasiado porque a pesar de haber ganado cuatro Eisner… nunca he ganado ninguno al mejor artista, siempre ha sido a mejor equipo, mejor cómic. Y trabajo bien con los guionistas, así que es como formar parte de un equipo de fútbol ganador, no es ser el mejor jugador.

Y hablando de guionistas… ¿Cómo viviste trabajar con Alan Moore, uno de los autores más reconocidos del mundillo, aunque con una personalidad muy peculiar?

Tengo que decir que siempre que he tratado con él ha sido absolutamente encantador. Cuando pienso en su personalidad, me imagino a un fontanero inglés muy alegre que ha acudido a un curso de literatura en Oxford: Siempre amistoso, sin dejar de ser pretencioso… Una de las personas más inteligentes que he conocido.

Es un escritor muy inteligente, aunque algunos lectores dudamos de si realmente está interpretando un papel, porque todos los dibujantes que han trabajado con él dicen lo mismo, que es un tipo muy agradable…

Solo es desagradable con la gente que maneja millones de dólares. Más si estás moviendo millones llevándote cosas que no quieres que te lleves, así que productores de cine, algunos editores… Con ellos sí puede ser muy desagradable.

Otro artista de personalidad fuerte con el que trabajaste fue Grant Morrison en The Authority. ¿Algo que destacar?

Alan Moore no usa internet. Si necesita algo, te llama por teléfono, manda faxes… Grant Morrison es una criatura de internet. Lo conocí una vez, no había hablado jamás con él por teléfono y pienso en él como un misterioso fantasma de internet.

Jajajaja.

Aún así es agradable…

Es agradable, pero más misterioso que Alan Moore. Él es reconocido como un mago y todo eso y resulta que Grant Morrison es más misterioso que el famoso mago…

Grant Morrison es como un virus informático completamente encantador que aparece en tu pantalla de vez en cuando…

Cuéntanos cómo te planteas una página desde el guión hasta su finalización.

Lo primero que intento conseguir es averiguar qué intenta contar el guionista con la historia. Después de eso, son pasos más bien prácticos para contar la historia, paso la historia a pequeños bocetos, pequeñas viñetas, todas seguidas en una fila, no más grandes que una miniatura (thumbnail). Intento planificar qué figuras incluiré en cada viñeta y qué bocadillos. Hay mucha gente que no planifica la viñeta con los bocadillos, pero yo siempre cuento con ellos, para asegurarme de que tengo espacio para ellos y pienso en qué orden aparecerán y que quepan los diálogos.

¿Dónde aprendiste ese entintado tan característico que usas? Esa técnica de lavado de tinta.

Oh, la técnica que uso con rotuladores, la uso desde siempre. A ver cómo lo explico… Aprendí la técnica básica con rotuladores en la Universidad pero… casi nadie usa rotuladores hoy en día. Siempre me sorprende que me pregunten cómo los uso. Creo que es parecido a usar acuarelas o lavados muy leves de un dibujo. Está muy inspirado por los grandes pintores, y una de las misiones que tengo aquí en Madrid es ver las pinturas de Velázquez y Sorolla. Hasta ahora he visto solo uno o dos cuadros de Velázquez en persona y eran muy pequeños, en los Estados Unidos. Los españoles no solían vender cuadros a extranjeros. Los franceses sí hacen cuadros muy pequeños para vender, pero los españoles no vendían esos cuadros…

¿Es cierto que tus hermanos dibujan mejor que tú?

Tengo que puntualizar, tienen más talento que yo. Cuando era más joven, antes de ir a la Universidad, dibujaban mejor que yo, pero ellos no trabajaron su talento, porque tenían otros proyectos en mente y otras aficiones. Ambos jugaron en el equipo universitario de fútbol americano, ambos hicieron lucha libre, a ambos se le daban mejor las chicas… Así que tenía que quedarme en casa dibujando.

Es una pena que no potenciaran su afición porque si dices que dibujaban mejor que tú, no quiero ni pensarlo…Salvo algunas cosas puntuales en Marvel, has trabajado más en DC. ¿Cómo ves la editorial en la actualidad? ¿Qué opinas del nuevo Universo?

Bueno, tengo que decir que para mí respecto a las editoriales, lo importante no son los personajes, sino los editores y los guionistas, así que mi principal preocupación es con quién voy a trabajar. Casi nunca he pensado “Oh, me gustaría dibujar a Iron Man, o al que sea”. Si consigo un buen guionista, que escriba sobre un personaje que no me interesa, me emocionará tanto la historia que me acabará interesando el personaje. Si trabajo con un mal guionista que escribe a un personaje que me encanta, lo tendré que dibujar… pero no me lo pasaré bien.

¿Eres lector habitual de cómics o solo tu trabajo?

Siempre digo que mi carrera como dibujante de cómics ha potenciado mi afición a leer cómics, pero no leo demasiado.

Bueno, es diferente trabajar como dibujante a ser un simple lector de cómics…

Sí, mis planes cuando me retire algún día es leer toda esa…

Sí, la montaña, jajajaja.

En efecto, todo artista tiene una montaña de libros pendientes de leer algún día.

Si te sirve de consuelo, como lector también tengo una montaña… Jaja. Y como artista, ¿qué dibujantes te han influido más?

Mmmm… vaya. Mmmmm…

O cuáles prefieres como lector, si lo prefieres…

Hay muchos. En algunas convenciones he coincidido y he visto el trabajo de Adam Hughes, y su talento me parece de locos. Es muy inteligente y es un gran artista, y combina ambas cosas muy bien, y trabaja realmente duro. Y va cambiando su técnica… Se adapta. También había otra artista que conocí hace años… ¿cómo se llamaba? Vaya, ahora no lo recuerdo pero… la tengo en mi móvil… Jajajaja. Es una artista de web comics que realmente me encanta. Su página web se llama Gingerhaze… Dame un segundo que lo consulto, es fantástica, hizo una historia épica maravillosa sobre un científico loco que se encuentra con un aspirante a sidekick, y no quería ningún ayudante. Ella solo aparece en su castillo y le dice “soy tu nueva sidekick” y son como 400 páginas de historia que se pueden leer gratis en internet. El libro se llama Nimona. Y ella se llama Noelle Stevenson.

Lo buscaré… Y la última pregunta, ¿cuál es tu opinión sobre el cómic digital? ¿Crees que puede cambiar el mercado?


Oh, me encanta trabajar el color, y el color es siempre más preciso en una pantalla digital que en lo impreso. Siempre que se mantenga la posibilidad de comprar el cómic, me alegra el cambio, me alegro de que haya una nueva opción. No me gustaría que desapareciera. Si supusiera la desaparición del cómic impreso, me entristecería. No quiero que desaparezca ese mercado. Pero me gusta, me gustan las cosas nuevas. Y me gusta Nimona. Nimona está online, van a editarla en papel pero se puede leer online, yo lo leí así.