14 diciembre 2015

CRÓNICA EXPOCOMIC 2015


De vuelta ya de un intensísimo fin de semana, paso a echar un vistazo a las fotos, a ordenar todas las adquisiciones y a reponer fuerzas (que hace falta...). En global ha sido un fin de semana muy bien aprovechado, con el tiempo justo para todo, pero con una sensación de haberlo pasado bomba que no me lo quita nadie. Empiezo analizando un poco el evento en conjunto y luego doy mi crónica diaria. Como sabéis ha tenido lugar del 11 al 13 de diciembre en el Pabellón de Cristal de la casa de campo de Madrid.

Las exposiciones:

- Star Wars: De Star Wars bastantes exposiciones, una con los originales de Salvador Larroca para la serie Vader, con una actividad programada para la tarde del viernes en la que el propio autor hizo un recorrido por ellos explicándoselos al público. Una actividad muy interesante pero que por el emplazamiento que tenía, se hizo muy difícil de poder aprovechar. Entre el ruido de fondo de stands, altavoces, etc y el hecho de estar alrededor del autor hacía difícil escucharlo todo bien. Pero la actividad en sí me pareció bastante atractiva.
Otra exposición fue la de originales de autores consagrados con la temática de fondo de Star Wars, con unas mejores que otras, como es lógico, pero con algunas absolutas maravillas, firmadas por gente como Pacheco, Azpiri, o el maestro López Espí... Esta exposición estuvo emplazada en la entreplanta.
La última exposición, la del concurso de alumnos de la Escuela Superior de Dibujo Profesional, con algunas propuestas que me fascinaron, como la del Chewbacca con rastas o la que se llevó el 3er premio, con un retrato de Darth Maul espectacular.
Lo peor, especialmente en las exposiciones de abajo, la iluminación, que rebotaba en los cristales protectores y hacía muy difícil la fotografía de los trabajos.
- Originales de David Rubín: Con diferencia, la exposición que más me gustó. Una auténtica maravilla poder ver de cerca los lápices y tintas originales de obras como El héroe, la saga Aurora West o la reciente La Ficción. El trabajo del gallego es de por sí una gozada a la vista, poder disfrutar las entrañas de la creación, lo es aún más.
- Originales de Rubén Pellejero para Corto Maltés: Otra exposición similar a la anterior pero con los originales del trabajo de Pellejero para la nueva serie del personaje de Hugo Pratt.

Los stands

Insisto en que puede deberse a la redistribución, pero he tenido la impresión de que ha habido menos tiendas que otros años, al menos de cómics. Como suele pasar en este tipo de eventos, te podías encontrar tiendas de cómics, como de merchandising, como de videojuegos, como de golosinas, como de fruta o gofres con chocolate (!). Tiendas golosas de cómics, las justas, y para mi gusto demasiado pocas. Aunque seamos sinceros, nunca van a ser suficientes para los que nos gusta perdernos en cajas de cómics amontonados... Las editoriales presentes, las habituales. Sigo echando de menos a "las dos grandes" Panini y ECC. No para vender cómics, sino como apoyo imprescindible a un evento como este. Este año ha sido diferente para mí en ese aspecto y tal vez por eso los haya echado de menos más que nunca, pero el hecho de estar más involucrado en una gran web como Es la hora de las Tortas, me ha permitido un contacto más cercano con los responsables de editoriales como Aleta, Dibbuks o la creciente Grafito. El no poder acercarte a charlar con responsables de ECC o Panini se ha echado en falta, la verdad. Incluso podríamos incluir a Norma, ya que a pesar de estar presentes, casi han estado más como tienda que como editorial.

Los invitados:

A pesar de no contar con espectaculares nombres, la lista ha sido muy buena con nombres como Salvador Larroca, Pasqual Ferry, David Rubín, Brian Azzarello, Juan Giménez, Yannick Paquette, Juan Díaz Canales, ... una interminable lista de casi 100 autores internacionales. Las firmas, como siempre, con un sistema de tickets (uno por persona y día). Personalmente, este año iba con pocas ganas de colas y solo me apunté a la de Xermanico, que me hizo un dibujazo y pude charlar un buen rato con él. Stands como Astiberri, Aleta o Dibbuks contaban con sus propias sesiones de firmas. No escuché críticas negativas tampoco.

Paso a mi crónica personal, una especie de Diario de... un visitante a Expocómic.

Viernes 11 de diciembre.

Llegué a Madrid a eso del mediodía, el tiempo de ir al apartamento a dejar maletas y a las 3 ya estaba en Expocómic. Muy poca afluencia de público, pero claro, es la hora de la comida. Mejor, así aprovecho para dar una vuelta por los stands en busca de alguna oferta golosa. A priori, me dio la impresión de que ha habido muchas menos tiendas que otros años, aunque puede que fuera efecto de la redistribución del espacio de este año, con acierto por su parte. La isla, la zona de juegos de mesa y las salas de prensa/conferencia han pasado a la entreplanta, mientras que abajo ha quedado sitio exclusivamente para los stands, el escenario principal y la zona de videojuegos, amén de algunas de las exposiciones. Eso permitía mucho espacio entre stands, y la sensación de menor masificación. A lo largo de la tarde no hubo ningún momento en el que se pudiera sentir claustrofobia por la aglomeración, fue una tarde muy tranquila de aforo, y eso que este año han optado por la inteligente medida de adoptar precios más económicos los días teóricamente menos concurridos (viernes y domingo). 
Después de un vistazo y un recorrido por stands y exposiciones, subí a la primera entrevista concertada, con Brian Azzarello, una entrevista muy entretenida, en la que tuve la suerte de ser el último en entrevistarlo y el autor se encontró suficientemente a gusto como para no tener inconveniente en regalarme 10' extra de entrevista de los 10' pactados originalmente. Reconozco que a pesar de tener esa imagen seria, es un tipo francamente divertido.
Tras terminar la entrevista, un vistazo rápido a la charla de Larroca sobre su exposición y un rato de cola para la firma y dibujo de Alejandro Xermanico, con un rato de charla sobre la crítica americana y cómo le está yendo allí.
Terminada la tarde, turno para cenar con los amigos de podcasts como Pájaros en la Quijotera o Apocalipsis Friki. Si algo ha sido además de comiquero este viaje ha sido PODCASTERO. Y ahora sabréis por qué.

Sábado 12 de diciembre.

Despertamos temprano y rumbo para Expocómic otra vez. Como en las Tortas también tenían pedidas entrevistas, le eché una mano al amigo Antonio para entrevistar a El Torres y Lolita Aldea, que nos contaron cómo ha funcionado su colaboración en Bribones. Después, un paseo por los stands y a comer, que la tarde venía cargada. A las 16.30 había quedado con Juan Díaz Canales para entrevistarlo antes de su sesión de firmas en el stand de Nosolorol, donde presentaba y firmaba el juego de rol de Blacksad. Por problemas de agenda, y de emplazamiento, no pudimos llevar a cabo la entrevista, pero el autor se ha comprometido a concedérnosla bien por Skype o a unas malas, por correo. Un tipo muy agradable y predispuesto. La tarde se completó con una mesa redonda con Salvador Larroca en la que hablamos de Star Wars, una entrevista con Yannick Paquette y acompañar una vez más a los compañeros tortenses en su entrevista con Pasqual Ferry.
Lo grande vino a continuación. Corriendo al bar La vía láctea, donde teníamos reservada la planta superior para grabar el podcast comiquero más grande jamás visto hasta el momento. A modo de rondas rápidas de defensores y detractores de temas tipo Marvel o DC, Grant Morrison sí o no, zombis que corren o zombis que andan... y grupos de 3 podcasters por bando, con participación abierta a espontáneos, nos juntamos un grupo cojonudo: Pájaros en la Quijotera, Bajo la máscara, 2 frikis y un murciano, Hello friki, Tomos y grapas, Destino Arrakis, Es la hora de las Tortas... y por supuesto Comics desde Star City (perdonadme si me he olvidado de alguno). Casi 3 horas de risas y poner caras a amigos que nos escuchamos. Un evento fabuloso, del que ya tendréis noticias pronto...

Y hasta aquí mi crónica, ya que el domingo volví pronto con muchos cómics y cansancio en la maleta de vuelta.

Un año más, agradecer públicamente a José Arce, responsable de prensa del evento y a Daniel Lobato, responsable de las entrevistas y enorme fichaje, por la colaboración y accesibilidad en todo momento. Así da gusto acudir a eventos como este. El año que viene, ya está anunciado el cambio de sede, a Ifema, a ver qué tal se da la mudanza.

Las entrevistas las iré colgando poco a poco a lo largo del mes (con suerte), ya que tengo 20' de entrevista con Azzarello y 10' con Paquette que transcribir y traducir (yikes), además de la pendiente con Díaz Canales. Las entrevistas tengo intención de colgarlas también en el podcast así que... paciencia please. XD