07 enero 2016

ENTREVISTA A BRIAN AZZARELLO EXPOCOMIC 2015


Buenas a todos. Comenzamos con las transcripciones de las entrevistas que pudimos realizar en Expocomic 2015. Y empezamos con Brian Azzarello, autor conocido por obras como 100 balas, Joker, o su reciente etapa en Wonder Woman. Como podréis comprobar, fue una entrevista en la que puedo decir orgulloso, que el autor estuvo cómodo y pasamos un rato bastante agradable y echamos unas cuantas risas. Un verdadero placer y muy interesante lo que nos contó. Esta es la transcripción íntegra:

Pregunta: El primer acercamiento al mundo del cómic fue como editor del intento de relanzamiento de Andrew Rev con Cómico comics. ¿Cómo fue esa experiencia? 

Respuesta: No, no lo fue. ¡No os creáis todo lo que leéis en la Wikipedia!

P: Bueno, reconozco que lo he leído en Wikipedia, pero he ido a comprobarlo a otras fuentes, creo que fue Comicvine…

R: Que lo copiaron de Wikipedia…

P: (Risas) Bueno, pues cuéntenos de primera mano: ¿cómo fueron esos inicios?

R: Trabajé para ellos, pero fue como… trabajar para un chimpancé, no fue una buena idea. Ese tipo estaba loco. Hice todo lo que pude para que aquel barco fuera recto, pero… es curioso, porque hubo mucha gente, gente que había trabajado ahí, que no trabajara para él, porque estaba trabajando en publicidad, haciendo cosas por libre, y necesitaban un anuncio para un trabajo de James O’Barr, me llegó y acepté hacerlo. Y lo hice, y ese fue mi primer trabajo.

P: ¿Y cuánto estuviste con ellos?

R: Demasiado… (risas) No estoy seguro de cuánto exactamente, es como una niebla. Estábamos constantemente discutiendo, nada de lo que hacía era bueno… Y luego me fui, ni siquiera dimití, me fui, y nunca volví.

P: Bueno, a ver si borramos eso entonces de Wikipedia…

R: Sí, es que fue de llegar un día y pensar “¿qué estoy haciendo aquí? Irme, y no volver.

P: Su primer comic fue Ares para Weird Tales en 1997 y poco después la miniserie Johnny Double, donde trabaja con Eduardo Risso, con quien acabaría creando 100 balas. ¿Cómo surge 100 balas y qué relación o qué parte de culpa tiene Johnny Double?

R: Bueno, empezó por… Axel estuvo detrás de todo. Axel Alonso, que era el editor de Vertigo en aquella época. Incluso las historias en solitario que he hecho, las he hecho siempre con Axel Alonso. Me encargó Johnny Double… (Piensa) Bueno, en realidad estaba desarrollando Blanco Humano como una serie y quería que yo me encargara, me dijo “probablemente vas a conseguir el trabajo”, pero querían desarrollar otro personaje, Johnny Double. Finalmente no conseguí Blanco Humano, pero sí conseguí Johnny Double, que me apetecía incluso más que Blanco Humano. Cuando empecé Johnny Double, empecé a rondar la idea de 100 balas, y se la conté y le encantó la idea, pero dijo “vamos a concentrarnos primero en esta como una miniserie de 4 números antes de intentar una serie de 100 números”. Así que considero Johnny Double una especie de audición para Eduardo y para mí, en plan “saben plantear los conflictos, funciona la narrativa… han aprobado”.

P: La siguiente pregunta me la ha contestado parcialmente, era si 100 balas estaba concebida desde el principio como una serie de 100 números o es algo que surgió una vez comenzada...

R: Cuando salió no me atrevería a pensar que fuéramos a durar 100 números pero nunca estuvo concebida como una serie corta, siempre se pensó en ella como algo largo, aunque no imagináramos que llegaríamos tan lejos. Nuestro primer contrato fue para 12 números, es lo que nos ofrecieron, aceptamos…

P: Funcionó…

R: Sí, y nos pidieron de antemano que, si no funcionaba… Es que era algo muy novedoso, no había nada similar en el mercado en aquella época, estaban preocupados… Era la primera serie basada en la realidad que hizo Vertigo, todo lo demás había sido fantasía oscura, ciencia ficción… Y nos dijeron “mira, si no funciona, ¿podéis arreglarlo para cerrarla en 10 números?”. Y dijimos que por supuesto lo haríamos. Pero era mentira, mentí como…

P: (Risas) Pero funcionó…

R: Sí, menos mal… (risas)

P: Pasamos a Hellblazer. Su etapa de casi 30 números supuso la primera escrita por un no-inglés en 150 números y en cierto modo dividió a los fans por…

R: TODO lo que hago divide a los fans. Por si no te habías dado cuenta hasta ahora. No hay nada que haya hecho que…

P: Bueno, yo creo que Wonder Woman…

R: … dividió a los fans.

P: ¿En serio?

R: Oh, sí.

P: Bueno, no sé…

R: Yo divido fans (risas).

P: En cualquier caso, los fans alegan que sacó al personaje de su entorno habitual. Yo veo precisamente lo contrario, una vuelta a los orígenes del personaje…

R: Lo hice, sé que lo hice.

P: …viajando por la américa profunda con en La cosa del pantano. ¿No era esa la intención o voy desencaminado?

R: No, en realidad esa historia estaba concebida para… De nuevo, Axel me llamó. Axel y yo habíamos hablado muchas veces de Hellblazer aunque nunca se habló de que yo la escribiera. Sabía que siempre la habían escrito guionistas ingleses porque era, por decirlo de algún modo “su personaje”, saben darle su toque. Yo nunca estuve de acuerdo con eso, pero lo aceptaba. Pienso que un buen guionista puede escribir a cualquier personaje. El caso es que me llamó y me dijo “escucha, Warren Ellis ha dejado Hellblazer, lo acaba de dejar hoy mismo”. Le contesté “vaya, ¿y qué vais a hacer?” y él respondió “te la voy a ofrecer a ti”. Fue como… “¡¿Qué?! Pensé que solo queríais escritores ingleses”, pero él dijo “no, quiero que lo hagas tú, siempre que tú quieras, claro”. En ese momento, la serie estaba muy centrada en Londres, y yo conozco muy poco de Londres, así que me dijo “creo que deberías hacerlo viajar por el mundo, en plan que cada número esté ambientado en un sitio diferente”. Me pareció bien, le dije que me dejara pensarlo pero me dijo “no tienes tiempo para pensarlo, necesito la respuesta mañana, necesito un guionista para el número del mes que viene”. Así pensando en ello recapacité que hacerlo viajar por todo el mundo necesita muchísimo trabajo de documentación, que requiere mucho tiempo, no estaba seguro si era lo que quería hacer… y pensé, “no, mejor déjalo en un solo sitio: encarcélalo”. Madurando luego la idea pensé que funcionaba muuuuy bien con el personaje y que además sería el trampolín para el viaje por América, y ese viaje pretendía ser como esas películas Exploitation de los 60, sangrientas, con tipos locos, conduciendo por largas carreteras… fue divertido hacerlo.

P: Bueno, nos estamos quedando sin tiempo así que voy a saltar algunas preguntas…

R: Eres el último, no tengo prisa.

P: Bueno, eso es fantástico, por mí encantado.

R: Si quieres, podemos estar 15 minutos más…

P: ¡Perfecto! Pasemos pues a DC, repasaremos las obras con más impacto de su carrera. Empezamos con Para el mañana, una obra que explora la naturaleza y la humanidad de Superman…

R: ¿Ves? Esa es muy divisora…

P: Sí… y mucho.

R: (Ríe)

P: Pero, ¿no puede tener parte de culpa Jim Lee?

R: Yo no culpo a Jim Lee de nada… ¡Es mi jefe! (Risas)

P: Bueno, pues una serie en la que veo mucho cariño al personaje. ¿Es así? ¿Cuáles son sus historias/etapas favoritas?

R: ¿Mi historia favorita de Superman? Dark Knight Returns… (Risas)

P: Pero, ¿le gustaba el personaje de antes, era seguidor del personaje? Tal vez sea una impresión mía, pero tal como ha tratado al personaje me dio la impresión de ver cariño hacia él.

R: Bueno, en realidad, cuando escribes una historia con este tipo de personajes debes ser muy respetuoso con ellos. Una ventaja que creo que tengo es que la mayoría de personajes sobre los que escribo, no soy muy fan de ellos, pero los respeto. Es como ¿adónde puedes llevar este personaje que no haya estado antes? Eso es otra cosa: No me gusta contar historias que ya hayan contado otros. Id a leer esas historias que ya se han escrito, si os gustaron. Probemos cosas nuevas. De ahí viene esa división de los fans de la que hemos estado hablando. Pero en esta historia, me planteé “tengo un alienígena, vamos  a mostrarlo como un alienígena, pero después vamos a profundizar en lo que lo hace humano, qué lo lleva a ello”. Me encantó trabajar en esa historia...¡ y durante todo un año!

P: También son muy conocidas las dos miniseries centradas en los dos grandes némesis de Superman y Batman, Lex Luthor, Man of Steel y Joker, ambas con Lee Bermejo. ¿Cuál fue el reto ante estas series protagonizadas por un villano?

R: Escribir una historia con Lex Luthor no supuso ningún reto. Es muy fácil. Fue como escribir mi diario, estoy de acuerdo en todo lo que él dice. (Risas)

P: Es el héroe, ¿no? (risas)

R: Exacto. Joker llegó… Tuvo un origen algo diferente. Cuando estábamos acabando Lex, Lee y yo ya habíamos tenido bastante el uno del otro y dijimos “¿por qué no nos hacemos amigos y dejamos de trabajar juntos?”. En ese punto estábamos cuando un día en San Diego, en una comida con Dan (Didio) me dijo “nos encantó Lex Luthor pero se nos quedó corto, queremos que hagáis lo mismo pero con todos los personajes, con todos los villanos.” Y dije “¿qué villanos?” Puedo llegar a entender que quieran una del Joker pero, ¿a quién más? Y me dice “Cheetah”. ¡¿Cheetah?! No, gracias. Esa noche cené con Lee y su esposa Sarah y se lo conté. Decía “¿qué voy a hacer con Sinestro? Yo no sé casi nada de Sinestro”. Ni yo tampoco. Sin embargo, salió el Joker y para el final de la cena ya teníamos la historia. Pero dijimos “¿deberíamos hacerlo? ¿volver a trabajar juntos?”. Su mujer dijo “oooh, siempre vais a trabajar juntos”. Así es, ahora mismo tenemos otra cosa. Pero en aquel momento, Joker era extremadamente popular, aparecía en muchas series, y en todas aparecía como el anti-héroe. Y ese no era el personaje en el que estaba trabajando, ese personaje tenía que ser… si no te atemoriza ese personaje, no resulta poderoso, y es lo que pretendí hacer. Mientras Luthor cuenta la historia desde su punto de vista, como si estuvieras en su cabeza, no creo que contar la historia desde la cabeza del Joker fuera una buena idea porque si le das voz a los pensamientos de un loco, lo estás haciendo un poco cuerdo, así que es más efectivo contar la historia desde el punto de vista de alguien seducido por esa libertad de la locura, que es lo que le ocurría a Johnny, y por eso quise esa aproximación al personaje. Y a juzgar por la respuesta de algunas personas, resultó efectivo, al final de esa historia era un personaje aterrador.

P: ¿Qué pensó cuando vio el Joker de Nolan, tan parecido a los diseños de Bermejo en ambas series?

R: Sabíamos que iba a pasar. ¿Qué le vamos a hacer? (risas) Si es que estamos jugando con sus juguetes… (más risas)

P: Su última gran etapa ha sido con Wonder Woman junto a Cliff Chiang, una serie que para muchos (entre los que me incluyo) es de lo mejor del nUDC. Un planteamiento personal y original, aunque respetuoso con las bases del personaje. ¿Considera su etapa completa? ¿Está contento con el resultado global o le hubiera gustado contar otras cosas?

R: Tal vez vuelva en algún momento, no a corto plazo, pasé tres años…

P: Sí, 31-32 números.

R: Exacto, y planteamos y contamos todo lo que queríamos contar, para lo que nos contrataron originalmente. Cuando hablamos con los editores de DC, dijeron “queremos tres años: esto va el primer año, esto en el segundo y esto en el tercero. Y al final del tercer año tienes que tener una protagonista y un serie de personajes con los que puedas hacer cualquier cosa.” Debía ser una nueva perspectiva, para todo un nuevo Universo DC, y debía tener dioses. No es culpa mía, ellos me pasaron la pelota… Yo solo la mantuve en juego. Y con esto no me refiero al equipo actual de Wonder Woman, a mí me dijeron “estos son dioses, úsalos en tus diferentes historias” eso es lo que me pidieron. “Si quieres que alguno de ellos sea el villano, muy bien, úsalos”.

P: Sin que salga de aquí, creo que la época buena de Wonder Woman acabó con su etapa… Es una opinión personal. Para acabar ya, ¿qué retos se plantea con el esperado DKIII? ¿Cómo espera que reciban la obra?

R: Espero que vuelva a haber división de opiniones nuevamente. Cuando salió el primer número parecía que a todo el mundo le había gustado, y pensaba “¿qué hemos hecho mal?”, porque hablando con Frank y viendo adónde queremos llevarlo, recordamos la primera parte, y esto es algo que no todo el mundo recuerda, la original, empezó vendiéndose bien pero los fans estaban furiosos, era un Batman oscuro y violento que no era el Batman que la gente conocía. Cuando salió la secuela, hubo un cambio radical en el aspecto…

P: Muy colorido.

R: Sí, y en la aproximación al personaje. Y otra vez hubo ruido. Así que lo hablamos y Frank decía “quiero cabrearlos, quiero hacer algo que no esperen”. Yo le contestaba “Frank, vamos a darles algo que nadie espera”.

P: ¿Algún consejo para los guionistas noveles? No es fácil para un guionista abrirse paso...

R: En este momento para nadie. Si solo quieres escribir cómics, nunca vas a escribir cómics, eso por un lado. Tienes que escribir todos los días, que te conozca algún editor, entender que eso lleva tiempo. Ahora mismo con internet, la auto-publicación es más fácil que nunca, acude a webs de artistas y ponte en contacto con ellos para intentar publicar algo porque siempre es más fácil pedir una oportunidad llevando algo que ya has publicado en lugar de un guión. Es totalmente diferente a cuando yo empecé, es duro. No era fácil por entonces pero ahora…

P: Y para un guionista más difícil aún, creo, si eres buen dibujante puedes mostrárselo a un editor y si estás en el sitio y momento justo…

R: Sí, pero incluso así. Puedes ser bueno dibujando, puedes enseñárselo a un editor y que le guste pero… si no eres capaz de sacar una página al día no vas a volver a trabajar. Por eso preguntan tanto cuando ven muestras que cuánto han tardado porque si les dicen que una semana… no van a conseguir el trabajo.

P: Pues eso es todo, muchísimas gracias por su tiempo.



 La entrevista intentaremos doblarla como las del año pasado y subirlas al podcast para que podáis oírlas. La siguiente, de Yannick Paquette, la tenemos transcrita y traducida a falta de un par de flecos y de que desde la organización de Expocomic nos pasen unas fotos que quedaron pendientes para añadirlas al post. ¡Pronto!